¿Cómo se hace un aborto?

El aborto es un procedimiento médico legal, seguro y común. La interrupción del embarazo se puede hacer con técnicas quirúrgicas o farmacológicas, la aplicación de unas u otras tiene que ver con las semanas de gestación, la situación o las características personales de cada mujer. El personal ginecológico te informará de la técnica más adecuada en tu caso. Si la mujer está entre 7 y 14 semanas de gestación, se realiza directamente el quirúrgico.

Mediante técnicas farmacológicas:

Normalmente se administran dos fármacos; el primero se utiliza para interrumpir el embarazo y el segundo para provocar la expulsión. Este tratamiento se realiza generalmente hasta las 7 semanas de gestación. Por este motivo es importante acudir lo antes posible. En muchos casos no es necesario el ingreso en el centro sanitario y puedes seguir el tratamiento en casa, siguiendo las indicaciones del personal sanitario. La duración del proceso varía y puede tardar entre unas pocas horas hasta algunos días según el caso.

Las pastillas abortivas (mifepristona y misoprostol) no se pueden comprar en ninguna farmacia y requieren la supervisión de un ginecólogo especialista.

Mediante técnicas quirúrgicas:

El aborto por aspiración es el procedimiento más común. Se realiza en un centro médico o en un hospital y, generalmente, la intervención tarda menos de 15 minutos. Pero mientras te registras, esperas, hablas con las profesionales, te realizan el procedimiento y te recuperas (suele realizarse con anestesia local), el proceso completo puede durar varias horas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.