¿Cómo saber si mi relación es tóxica?

No hay nada que llene tanto ni que haga disfrutar tanto como la construcción de vínculos afectivos estables. Vincularse afectivamente con amistades, amantes, parejas, etc. satisface necesidades importantísimas como la intimidad y el apoyo emocional.

El amor nos hace bien y nos hace sentir bien. Esta idea parece una obviedad, pero muchas personas que mantienen una relación, del tipo que sea, la pierden de vista y se sumergen en una relación tóxica.

¿Cómo saber si la relación es tóxica?
– Cuando el vínculo nos causa más sufrimiento que bienestar, cuando nos quita el sueño y conlleva malos rollos en lugar de alegrías y satisfacciones.
– Cuando sólo una de las partes cuida y da apoyo a la otra. Cuando pasas demasiado tiempo pensando en qué más puedes hacer por la otra persona.
– Cuando sientes que no se tienen en cuenta tus necesidades y tus límites.
– Cuando te sientes inseguro/a o que no lo estás haciendo bien. Cuando te hacen comentarios que te bajan la autoestima o que coartan tu libertad.
– Por supuesto, cuando una de las partes falta al respeto y agrede física o verbalmente a la otra.

tumblr_static_tumblr_static_filename_640

Es importante desintoxicar nuestras relaciones de roles de poder, de control, de sentimientos de posesión y de celos. Tenemos que aferrarnos a la comunicación, a la confianza, al cuidado y al respeto mutuo, ya que estos son los ingredientes básicos de los vínculos que nos hacen sentir bien.

Si tu relación es tóxica, plantéatelo, quizás estés perdiendo un tiempo precioso. ¡Corta por lo sano y desengánchate de las relaciones tóxicas!

Si en una relación, el amor y no nos hace sentir bien… ¿Por qué seguimos?

La dependencia, el miedo a estar solo/a o a hacer daño a la otra persona, son motivos frecuentes por los cuales muchas personas viven relaciones tóxicas. Pero la verdad es que la dependencia y el miedo nos quitan una energía muy valiosa que podríamos estar dedicando a muchas otras cosas. En este sentido, tenemos que saber que las rupturas pueden resultar empoderadoras, nos hacen reconectar con nosotros/as mismos/as y con lo que queremos en la vida.

Del mismo modo que somos libres de mantener una relación, ¡también somos libres de desvincularnos de ella!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.