¿Por qué el sexo oral nos da tanto placer?

Cuando hablamos de sexo oral nos referimos a esas practicas sexuales que consisten en la estimulación oral (de la boca) con alguna otra parte del cuerpo que sea muy sensible al placer, generalmente hablamos de estimulación de la boca a una vulva (cunnilingus), a un ano (annilingus) o a un pene (felación).

Pero, ¿por qué todo el mundo dice qué el sexo oral es tan placentero? Primero tendríamos que decir que cualquier tipo de práctica sexual nos tiene que dar placer y que cada cuerpo es un mundo, por eso habrá gente a la que guste más o menos una práctica, o que depende del día le apetecerá más o menos, o que dependerá de su estado de ánimo, o dependerá de con quien la comparta… total que ya sabemos que esto del sexo no es universal ni igual para nadie, ni igual para siempre… depende de muchísimas cosas.

Antes hemos dicho que en sexo todo los tiene que resultar placentero y cuando esto no nos paso se debe a diferentes factores… uno de ellos pueden ser las prisas y otro la falta de lubricación, tenemos que pensar que cada cuerpo y cada práctica sexual tiene unos tiempos determinados.

El sexo oral tiene un plus, un ingrediente añadido que otras prácticas no tienen… y ¿cuál es?… pues… la lubricación, la humedad, la temperatura, y el sexo sea del tipo que sea cuando va acompañado de lubricación y humedad es posible que nos de mucho más placer.

También hay que decir que el sexo oral comporta menos riesgo que otras prácticas cómo la penetración vaginal o la penetración anal pero aún así podemos reducir los riesgos usando un preservativo o una barrera de látex. Otra manera de reducir riesgos es evitando que la eyaculación (del pene o de la vagina) se produzca en el interior de la boca. Para poder decidir cómo cuidarnos es conveniente tener presente que el semen es un fluido con mayor capacidad transmisora que el flujo vaginal, y que por tanto el sexo oral sin protección hacia un pene es una práctica que conlleva una mayor exposición que un cunilingus. Así el cuningulis es una práctica de riesgo bajo en cuanto a la transmisión de ITS (Infecciones de Transmisión Sexual), aunque no exenta de la transmisión de algunas ITS com el VPH (virus del papiloma humano) o el herpes genital.

¡¡¡Pero a ver!!! ¡¡¡Un momento!!!Que esto no es tan rápido… No nos tenemos que olvidar de que hay infinitas maneras de dar y recibir sexo oral y que al final a cada persona le gustará más de una manera o de otra (más rápido, más lento, más suave, más fuerte, por fuera, por dentro) y que tanto para darlo como para recibirlo nos tendremos que comunicar, ya sea para decir lo que más nos apetece, ya sea preguntando si la persona está cómoda, si le está gustando, si le gustaría más de otra manera…

Y sobre todo …. recordad que tanto dar como recibir puede resultar muy placentero para las dos partes. El placer no solo lo tiene la persona que lo recibe!!! Cuando damos placer a otra persona eso también nos genera mucho subidón y acaba siendo compartido!!

Os dejamos un vídeo con más información sobre como protegernos.

Y si quereis más info podéis mirar: ¿Como se si estoy sintiendo placer? y ¿Cómo sé si mi pareja está sintiendo placer?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.